AZAFRAN ECOLÓGICO EN HEBRAS EN CAJA METÁLICA Ampliar

AZAFRAN ECOLÓGICO EN HEBRAS EN CAJA METÁLICA

Azafrán ecológico en hebras del Valle del Jiloca, de excelente calidad.

Se presenta en lata metálica de diseño exclusivo.

 

Más detalles

AZ8

Disponibilidad: Plazo de entrega 5/6 días laborales.

10,20 €

Formas de pago
Formas de pago

Se comercializa con la marca la Sabina, este azafrán esta certificado su procedencia ecológica por el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica (CAAE) y también cuenta con el sello de Artesanía Alimentaria de Aragón.

El azafrán ecológico del Jiloca ha sido reconocido por los expertos Italianos del Slow Food como uno de los mejores del mundo por su intenso aroma y elevado poder para la coloración.

En la comarca del Jiloca con una gran tradición en la producción del azafrán, es un enclave privilegiado por sus condiciones climatológicas, composición del terreno y altitud para la siembra de la rosa del azafrán. Para el resurgimiento de estas plantaciones se han conseguido mediante la creación de campos dedicados exclusivamente al azafrán ecológico, para que mantenga todo sus sabor, color y aroma, sin dañar al medio ambiente en todo el ciclo de producción.

Por sus buenas calidades alimentarias el azafrán se puede utilizar desde la cocina tradicional a la más gourmet, pasando por la diaria, por que aumenta los sabores y da color en guisos, tapas, cocina elaborada, etc. se recomienda utilizar en la cocina en pequeñas cantidades, para aprovechar mejor sus cualidades.

El azafrán es una especia que se utiliza en la cocina aprovechando sus cualidades aromatizantes y colorantes, es un saborizante natural que puede usarse en sopas, muy tradicional es su uso en las sopas de ajo; en los arroces sobre todo conocido su uso en la paella; en salsas como la mostaza del azafrán; en alubias y patatas que alegra y matiza su sabor; en pescados se utiliza mezclada con harina para los rebozados como en los famosos soldaditos de Pavía, bacalao rebozado que termina en un color rojizo; distintos tipos de carnes guisadas y por supuesto, en postres. Al margen de las propiedades culinarias, cuenta con propiedades tónicas, sedantes y carminativas ya que facilita la expulsión de gases, se recomienda su utilización en pequeñas cantidades. Se suele también utilizar últimamente por los cocineros de renombre  como especia decorativa. Es recomendable añadir el azafrán al final de proceso de cocción, así evitamos que se alteren los aromas y sabores del producto, permaneciendo todo su color.

Para que disfrute de sus características en toda su plenitud, el azafrán del valle del Jiloca, se suele tostar un poco, sin que pierda su color natural, una forma de comprobar su pureza y buen estado cuando adquiera este producto, es presionar con la uña para comprobar su crepitar y también cuando presionamos con el fondo de una cucharilla el producto queda convertido en polvo fino y muy aromático. Esto indica que el azafrán esta en perfecto estado de utilización y calidad.

El azafrán ecológico del valle del Jiloca está obtenido por procedimientos respetuosos con el medio ambiente en todo su proceso productivo cultivadas y recogidas por procedimientos naturales y físicos, respetuosos con el medio ambiente, que no implican la alteración de la planta ni el fruto, ya que no se utiliza productos químicos de síntesis en todos sus procedimientos de elaboración.

Se puede adquirir en lata metálica de diseño o tarrito de cristal de 1 g.