Miel de Teruel, de los montes del Bajo Aragón y Comarca del Mezquín.

PRODUCTOS DERIVADOS DE LA MIEL 

Los productos de la colmena se conocen desde hace miles de años por el hombre quién a lo largo de la historia las ha utilizado para obtener sustancias como la cera, la miel, el veneno de abeja, el polen, la jalea real, la cera y el propóleos. Cada uno de estos productos se elabora en la colmena para cumplir unas determinadas funciones:

El veneno es elaborado por las abejas más mayores para la defensa de la comunidad, es de color claro, aromático, de sabor amargo, posee una reacción ácida y a temperatura ambiente tiende a secarse con rapidez; en la actualidad, se utiliza como un potente antiinflamatorio y como analgésico siendo muy eficaz en los casos de artritis y con un poder de calmar el dolor ochenta veces superior a  la morfina.

La cera es una sustancia sólida producida por las abejas más jóvenes que compone la estructura que son los panales, en los que almacenan su alimento, depositan el polen y guardan sus crías; la cera puede provenir de la destrucción de un panal, lo que se denomina cera vieja o puede provenir de los opérculos los cuales componen la cera virgen que es de mejor calidad y por lo tanto de coste más elevado; la cera se utiliza en la fabricación de velas, para preparación de ungüentos e injertos en medicina y para elaborar productos cosméticos; sus principales propiedades es su poder emoliente, cicatrizante y antiinflamatorio.

La jalea real es el alimento más asombroso que poseen las abejas puesto que no solo constituye el alimento de la abeja reina sino que es el alimento que indica si una abeja será reina u obrera; es fabricada por las abejas jóvenes a partir de la secreción de unas glándulas que poseen; la jalea real tiene un color blanquecino y un sabor ácido, es un producto energético que estimula el sistema nervioso, retarda el envejecimiento de la miel y estimula el sistema inmunitario; sin embargo también se deteriora rápidamente, por lo que debe conservarse a bajas temperaturas y protegida de la luz.

La miel es el alimento energético por excelencia de las abejas, el cual elaboran a partir del néctar que recolectan de las flores; las virtudes de la miel son conocidas desde tiempos muy remotos y ha sido siempre muy valorada por sus usos tanto en la cocina como en la cosmética y la medicina; existen muchas clases de mieles en función de la planta de la que se extrae mayoritariamente el néctar y por ello las aplicaciones de las mismas también son diferentes.

El polen es el alimento fundamental para el desarrollo de las crías debido a que constituye la proteína de la que se alimentan, es recogido por las abejas en sus visitas a las flores de las que recolectan también el néctar; el polen es consumido por el hombre como complemento alimenticio para proporcionar energía y remineralizar el organismo, siendo un gran aliado en las épocas de crecimiento.

El propóleos es la sustancia que fabrican las abejas con el fin de amortiguar vibraciones, como aislante térmico y como desinfectante de la colmena, el cual posee como principales propiedades su poder antiinflamatorio y analgésico; sin embargo también se utiliza como antiséptico, cicatrizante...consumiéndose tanto de forma oral como a nivel tópico.

La miel es un alimento que se ha recolectado desde la antigüedad y, por tanto, los productos que se han elaborado a partir de ella también datan de épocas muy antiguas: un ejemplo es la primera cerveza que se conoce que se elaboró mezclando miel y agua y dejando que fermentase. Los que consumían esta bebida entraban en un estado de bienestar producido por el alcohol que hacía que lo considerasen un producto divino. La miel se comercializa, en la actualidad, en diferentes formatos buscando adaptarse a las necesidades de los consumidores, aunque lo más recomendable a tener en cuenta es que se trate de una miel natural y pura que no haya sufrido ningún recalentamiento que modifique sus propiedades: La miel elaborada en el Bajo Aragón se comercializa recién extraída del panal siendo sometida únicamente al filtrado lo cual la convierte en una de las mejores mieles de Aragón, la miel de milflores es la más consumida y en esta zona se produce con una calidad excepcional; mientras que la miel de romero y la miel de tomillo son dos de las mieles del Bajo Aragón que más se producen debido al terreno y la climatología de la zona, y también de las más demandadas debido a las propiedades curativas que poseen.

Se pueden elaborar multitud de productos a partir de la miel, unos son de tipo alimenticio, otros son de tipo medicinal y otros de tipo cosmético, encontrando entre los primeros algunos como la miel con panal que consiste en un trozo de panal con la miel en sus celdillas tal y como la producen las abejas, un producto totalmente comestible que proporciona los nutrientes de la miel además de los del panal, ya que masticar esta cera ayuda a combatir las alergias primaverales además de otros trastornos como la sinusitis.

Algunos de los productos naturales procedentes de la colmena 

Polen, miel y panal, algunos de los saludables productos de las abejas 

La Hidromiel o Vino de miel se obtiene por la fermentación de un jarabe de agua y miel. El proceso consiste primero en hervir el agua con la miel  para, una vez alcanzada la densidad justa, introducirlo en bidones de acero con una mezcla de agua, miel, polen y levaduras donde pasa cerca de 2 meses antes de trasvasar la bebida a toneles de roble donde envejece. Si queremos preparar hidromiel de manera artesanal sería necesario un envase de vidrio con un volumen adecuado a la cantidad a preparar, unos 400 gr. de una miel suave como es la miel de romero del Bajo Aragón, 1 litro de agua fría hervida o destilada (el agua directa del grifo no nos sirve), levadura seca o en pan húmeda; la elaboración consiste primero en disolver la miel en el agua, hervirla 15 minutos mientras retiramos la espuma y bajar la temperatura a unos 20 ºC con agua fria, luego agregar una cucharadita de café de levadura o fermento para hacer pan; después se deja reposar 7 días a una temperatura ambiente de 30 ºC, lo cual produce abundante espuma procedente de la fermentación y desbordará por la boca del envase; entonces debe cerrarse el envase herméticamente una vez dejan de subir burbujas y esperar a que se posen las impurezas para entonces decantarse y eliminar los residuos de la levadura. Si queremos una hidromiel con burbujas basta con añadir algo de sacarosa en una proporción de 8 gr. cada 20 litros de hidromiel y cerrar el envase manteniéndolo a temperatura ambiente durante unos días (es importante no superar la cantidad de sacarosa porque podría estallar el envase).

El vinagre de miel, si tenemos en cuenta que la hidromiel es la bebida alcohólica más antigua que se conoce, puede considerarse el vinagre más antiguo utilizado por el hombre, de lo que se deduce que el vinagre de miel fue utilizado por el hombre hace al menos 5000 años. La calidad de un vinagre es proporcional a la calidad de la materia prima y si nos fijamos en el alto valor biológico que posee la miel nos damos cuenta de la superioridad del vinagre de miel sobre otros vinagres que son elaborados a partir de un fruto. El vinagre de miel es un vinagre de color ámbar, brillante y muy aromático con ligeras notas dulces que mejora y realza el sabor de los alimentos. Este producto es excelente para el aliño de ensaladas y facilita la digestión al consumirse como refresco mezclado con agua y miel. Las propiedades digestivas de este vinagre provienen de su flora bacteriana que es similar a la del intestino humano y de su abundancia en sales minerales y oligoelementos, además ayuda a fijar el calcio gracias a sus propiedades remineralizantes, alivia dolores de las articulaciones, mejora la salud capilar y tiene poder desintoxicante. Para elaborar este vinagre de miel primero prepararemos hidromiel, a esta solución se pueden agregar levaduras del vino y al cabo de unos días esta solución comienza a fermentar hasta que tras 15 o 20 días se detiene la fermentación, por lo que tan solo se debe esperar entre 10 y 12 meses para su consumo pudiendo también acelerar este proceso al añadir algo de vinagre de vino que ayude a la formación de la madre.

Los caramelos de miel son especialmente demandados por aquellos que sufren algún tipo de malestar en la garganta, de hecho son famosas las propiedades de la miel para suavizar la garganta. Para elaborar estos caramelos naturales simplemente hay que mezclar 500 gr. de miel, el zumo de un limón, dos gotas de vainilla y un vaso de agua, después solo hay que ponerlo a cocer removiendo hasta que al levantar la cuchara salga un hilo de miel, por último se vierte sobre una superficie lisa que resista el calor y se deja enfriar para que endurezca y se pueda cortar en trocitos. Es así como se consigue una golosina natural con tantos beneficios como posee la miel, además las mieles utilizadas para elaborar los caramelos también mejoran las propiedades de los mismos según su procedencia, así los caramelos de miel de tomillo ayudan a despejar las vías respiratorias, mientras que los caramelos de miel de romero favorecen especialmente los problemas estomacales y las digestiones.

Una excelente combinación de sabores la realiza la miel en conjunción con los frutos secos, aportando a su vez una multitud de nutrientes que no solo lo convierte en un alimento energético ideal para deportistas sino que también se utiliza como acompañamiento de postres o incluso para elaborar dulces tradicionales como el famoso turrón de navidad. Si desea elaborar un postre sano y natural utilizando como base estos productos  y en tan solo un par de minutos, puede mezclar en un bol 150 gr. de almendras peladas, 150 gr. de nueces peladas, 150 gr. de piñones y 150 gr. de cacahuetes pelados sin sal; luego añada 8 cucharadas grandes de miel y mezclar bien; por último, queda distribuir esta mezcla en copas sobre las cuales espolvorearemos un poco de azúcar e incorporaremos dos cucharadas de nata.

La miel se ha empleado en la cocina desde el principio de su existencia consumiéndose sola, con frutos, en platos dulces y en platos salados; en asados es una ayuda perfecta para dorar las carnes dándoles un toque especial para lo cual basta con mezclar unas cucharaditas con vino e incorporar la mezcla hacia el final del asado. La miel es muy utilizada también para realzar los sabores al preparar acompañamientos, salsas y aliños. Durante mucho tiempo también se ha usado este producto añadiendo dos cucharadas en un vaso de leche para calmar los problemas de garganta, o en un vaso de agua caliente con el zumo de un limón para desinfectar.

Frutos secos y miel en perfecta combinación de sabores

Frutos secos bañados en una deliciosa miel

Entre los productos elaborados a partir de miel existen una gran variedad de ellos que son empleados en la cosmética, entre los cuales tenemos aquellos que se pueden elaborar en casa a nivel particular:

Los jabones de miel son productos utilizados unas veces para el cabello y otras para el cuerpo, por lo tanto también su composición varia en algunos puntos. Utilizándolo sobre la piel ayuda a mantenerla tersa gracias a su alto contenido de vitaminas, minerales, enzimas activas y aminoácidos, por lo que es un buen aliado a la hora de combatir las arrugas, además de que al tratarse de un producto higroscópico, (es decir, que atrae el agua) produce un efecto hidratante. El uso de la miel para elaborar estos jabones les proporciona propiedades antisépticas, calmantes y batericidas por los que son ideales para las pieles dañadas, con rojeces o infecciones, con acné o incluso para reducir las cicatrices. En el caso de los champús de miel, si utilizamos estos productos de miel para el cabello, estamos aplicando un champú hidratante que proporciona al cabello cuerpo, brillo y ayuda a cerrar la cutícula evitando el encrespado. Podemos elaborar nuestro propio jabón de miel, para lo cual disolveremos 40 ml. de miel en 60 ml. de aceite de oliva que estará caliente y en el fuego; mientras en otro cazo al fuego disolvemos  200 ml de sosa en 250 ml. de agua; entonces mezclamos ambas sustancias y lo vertemos en un molde de plástico dejando que se endurezca durante 3 o 4 días. Si lo que queremos elaborar es nuestro propio champú de miel simplemente mezclaremos bien medio vaso de champú de niños con una copita de brandy y una cucharada de miel.

Las cremas de miel que existen en el mercado con miel son muy variadas pues dependen de la miel utilizada para cada una de ellas y de la zona para la que esté preparada su aplicación, sin embargo esta crema tiene unas características comunes en todos los casos: es un producto suave, de fácil penetración y eficaz contra las arrugas, puesto que sus principios activos aportan elasticidad al rostro y al cuello. Este producto puede emplearse de día y de noche, siendo continua su acción hidro-nutritiva, además esta crema de miel produce un efecto rápido, regenera la piel, la nutre y la suaviza actuando contra las grietas y asperezas de codos y rodillas, así como contra las escoceduras. Una receta casera para elaborar su propia crema de miel para el cuello consiste en mezclar dos cucharaditas y media de una miel de calidad como la miel de mil flores del Bajo Aragón con la misma cantidad de aceite de oliva y añadir dos yemas de huevo, una vez mezclado debe reposar 24 horas en la nevera y aplicar en el cuello con un masaje dejándola actuar 20 minutos antes de retirarla. Una crema para suavizar la piel muy fácil de hacer se elabora mezclando 3 cucharadas de nata liquida batida con una cucharada de miel solo hay que dejarla actuar 20 minutos; mezclando miel con limón tendremos una crema limpiadora que además regulará los niveles de las zonas grasas de la piel. Si aplicas después durante media hora una buena capa de miel a tus piernas el día siguiente a la depilación tendrás tus piernas quedarán mucho más suaves.

La crema de miel: una excelente crema hidratante y nutritiva

Los beneficios de la miel se emplea en multitud de productos de cosmética. 

La mascarilla para el pelo elaborada con miel repara la fibra del cabello y lo nutre hasta la raíz. Las propiedades de la miel aportan brillo, volumen y fuerza al cabello reparando a su vez las puntas rotas y eliminando la electricidad estática. Una mascarilla para revitalizar el cabello sin vida utiliza como productos cinco cucharadas de miel y dos cucharadas de aceite de almendras, que tras mezclarlo se tiene que calentar para aplicarlo en las mitades y las puntas del cabello, entonces se deja actuar media hora y se retira con abundante champú.

La mascarilla facial de miel natural recoge los nutrientes de la miel en un producto nutriendo e hidratando la piel, de manera que tras su aplicación el rostro aparezca revitalizado y liso. Este producto contiene todos los beneficios de la miel natural por lo que puede ser aplicado en todo tipo de pieles y aplicada como mascarilla la miel depende de los productos con que se mezcle puede aumentar su poder de actuación sobre alguna función especifica, de esta forma mezclada con limón es excelente para limpiar la piel y regular los aceites naturales que la hacen grasa además de eliminar los puntos negros; si hacemos la mezcla de tres cucharadas de miel con una taza de yogur natural obtenemos una mascarilla que elimina la grasa de aquellos rostros con exceso de ella y ayuda a limpiarlo; si mezclamos 1 cucharada de miel con 1/4 taza de avena convertimos la mascarilla en un exfoliante natural para nuestra piel; estas son solo algunas de las mascarillas que se pueden realizar con los productos que tenemos en casa y algo de miel.

Como hemos visto, la miel tiene propiedades sorprendentes y es recomendada para todos los tipos de piel, al aplicarse sobre la piel sella la humedad, se convierte en un gran limpiador facial y sus propiedades antioxidantes ayudan a proteger la piel de los daños del sol, sirviendo a su vez en la recuperación de pieles resecas y dañadas. La miel de abeja es un gran aliado en la cocina formando parte de multitud de platos ya sean salados o de repostería además de utilizarse en algunos trucos como en los asados de carne que untados con la miel adquieren un sabor especial y un color dorado muy apetitoso, o en el caso de quemaduras como tirita para evitar que aparezcan marcas y se curen antes...

Si desean consultar más información sobre la miel, el jamón serrano y el aceite de oliva puede hacerlo en cualquiera de los siguientes enlaces:

Si usted necesita cualquier información adicional puede contactar con nosotros en:

Sabor Artesano

C/ Maestro Rebullida, 20
44640 – Torrecilla de Alcañiz
Teruel      España
Telf: 34 978 85 24 15
Fax:  978 85 27 00
informacion@sabor-artesano.com