La dieta mediterránea patrimonio de la humanidad

la dieta mediterránea declarada patrimonio de la humanidad

 

A mediados del pasado mes de noviembre de 2010 en una reunión celebrada en la ciudad keniata de Nairobi, la UNESCO decidió incluir a la Dieta Mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La candidatura fue presentada de manera conjunta por España, Grecia, Italia y Marruecos. Su objetivo era el reconocimiento de la Dieta Mediterránea no sólo como una serie de pautas alimenticias sino como una forma de vida con identidad propia, basada en las tradiciones mediterráneas de comidas en reunión. Tal como definía el historiador griego Plutarco en uno de sus textos denominado Vidas Paralelas  "los hombres se invitan no para comer y beber, sino para comer y beber juntos". Por fin se ha logrado que se reconozca a la Dieta Mediterránea el valor que merece.

La dieta mediterránea se basa en el consumo equilibrado de frutas, verduras, cereal y aceite de oliva 

La Dieta Mediterránea es un estilo de vida saludable basado en el consumo de cereales, verduras, fruta y aceite de oliva virgen extra

Así pues, la Dieta Mediterránea no sólo se concibe como una forma de alimentación sana y saludable, sino que se ha configurado como un modo de vida en todos los territorios bañados por el Mar Mediterráneo desde la antigüedad. Desde la cordillera caucásica por el este hasta el Atlántico por el oeste, y desde el borde del Sahara por el sur hasta la zona delimitada por el eje de los Pirineos y los Alpes en el Norte, se difundió hace milenios una forma de vida más o menos homogénea (dependiendo de cada región) basada en similares técnicas y cultivos agrícolas. El cultivo predominante ha sido el de secano, con preponderancia de especies como el olivo, el almendro, los cereales y los viñedos; aunque no hay que olvidar que en determinadas zonas se han desarrollado cultivos de regadío como los cítricos. Estos alimentos dieron como resultado el desarrollo de una dieta basada en un estilo de vida equilibrado de acuerdo con la máxima del autor latino Juvenal "mens sana, in corpore sano".

 Extensión del olivo por la zona mediterránea

El olivo es uno de los cultivos más extendidos en toda la zona del Mediterráneo

 

Es de sobra conocido por la mayoría de la sociedad los múltiples beneficios que reporta a nuestra salud el adoptar esta filosofía de vida basada en la Dieta Mediterránea. Uno de los pilares básicos de la dieta, junto con el trigo y la vid, es el consumo de aceite de oliva virgen extra como el que se produce en la zona del Bajo Aragón. Numerosos estudios avalan los beneficios de este caldo rico en grasas monoinsaturadas en la salud del ser humano, ayudando en la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes, artritis reumatoide e incluso cáncer. Por sus propiedades se ha llegado a denominar al aceite de oliva virgen extra como “fuente de vida”.

La dieta se complementa con el consumo equilibrado de otros alimentos como verdura fresca, legumbres, cereales y sus derivados, lácteos, frutos secos, pescado y vino en cantidades moderadas. En cuanto a la carne y los dulces, su consumo se reduce a contadas ocasiones a lo largo de un mes. Por otro lado, el ejercicio físico practicado de manera habitual, es otro de los ingredientes básicos que definen el estilo de vida mediterráneo.

Pirámide alimenticia de la dieta mediterránea 

El aceite de oliva virgen es uno de los elementos más esenciales de la Dieta Mediterránea

 

Este tipo de dieta contribuye a un desarrollo socioeconómico de la zona del Mediterráneo, ya que incita la producción agrícola local y favorece los intercambios regionales. Sólo en España más del 60% del terreno cultivado está destinado a productos enmarcados dentro de la dieta mediterránea.

En una época en la que las autoridades sanitarias vienen advirtiendo del riesgo que comporta nuestro modo de vida actual basado en el sedentarismo y el consumo de comida rápida y precocinados, la Dieta Mediterránea se configura como un valor en alza mejorando nuestra calidad de vida. Con este nombramiento se logra que esta cultura mantenga su arraigo en las sociedades de toda la cuenca mediterránea y se transmita al resto del mundo y a las generaciones futuras. En última instancia, debe lograr que la sociedad tome conciencia de su propia alimentación y bienestar, y opte por un consumo alimenticio sano y equilibrado como el que aporta la Dieta Mediterránea.

 El aceite de oliva virgen extra es un pilar básico de la dieta mediterranea

Practicar la Dieta Mediterránea es sinónimo de salud

 

 

PORTAL DEL ACEITE DE OLIVA   TIENDA SABOR ARTESANO

Si usted necesita cualquier información adicional puede contactar con nosotros en:

Sabor Artesano

C/ Maestro Rebullida, 20
44640 – Torrecilla de Alcañiz
Teruel      España
Telf: 34 978 85 24 15
Fax:  978 85 27 00

informacion@sabor-artesano.com