El aceite de oliva y sus beneficios para el organismo The benefits of olive oil for you body

el aceite de oliva virgen extra y sus beneficios sobre el organismo

 

El consumo de grasas es esencial para nuestro organismo pues nos aportan la energía necesaria para desarrollar nuestras actividades diarias. Dentro de las grasas, las más sanas son las grasas monoinsaturadas, es decir, las que predominan en el aceite de oliva virgen.

El aceite de oliva virgen está compuesto en un 98 % por triglicéridos (formados por glicerina y ácidos grasos). De éstos últimos, el aceite de oliva virgen extra contiene ácidos grasos saturados (camítico, esteárico y mistérico), monoinsaturados (oleico y palmitoleico) y poliinsaturados (linoleico y linolénico). De todos éstos ácidos grasos, el más abundante en el aceite de oliva virgen extra es el ácido oleico. Este elemento posee enormes propiedades beneficiosas para el cuerpo humano, sobre todo en el terreno cardiovascular y hepático. Como puede comprobarse en la tabla inferior el ácido oleico está presente en una media de un 75 % del contenido total del aceite de oliva virgen; cifras más altas que en el resto de aceites.

Además de con triglicéridos, el aceite de oliva extra virgen cuenta con otros componentes que, aunque los posee en menor medida, no son por ello menos importantes. Entre ellos se encuentran los polifenoles que actúan como antioxidantes sobre el organismo; los esteroles; y los tocoferoles, de entre los que destaca la vitamina E.

 

Composición en ácidos grasos del aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón

Tabla de comparación de diferentes tipos de aceites con el aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón

El aceite de oliva extra virgen además de contener vitamina E, contiene otras vitaminas. Entre ellas la vitamina A que contribuye al mantenimiento de los tejidos blandos y óseos, al bueno desarrollo de la vista, la piel y la prevención de infecciones. El aceite de oliva virgen también contiene vitamina D que regula el la absorción del calcio por los huesos y vitamina K que ayuda a la coagulación de la sangre y genera glóbulos rojos.

Todos estos componentes otorgan al aceite de oliva virgen extra unas características que hacen de él un elemento único. El llamado "oro amarillo" ya fue un elemento muy apreciado por los antiguos habitantes del Mediterráneo, que a través de observaciones y experimentos descubrieron las propiedades biológicas de este caldo. En los últimos años numerosos estudios han comprobado los efectos beneficiosos del aceite de oliva virgen en el organismo humano ayudando en la prevención de numerosas enfermedades y dolencias.

El aceite de oliva virgen posee numerosas propiedades beneficiosas para la salud 

El aceite de oliva virgen extra posee numerosas cualidades que lo hacen muy saludable para nuestro cuerpo

 

Beneficios sobre el aparato digestivo

Se ha comprobado que el consumo de aceite de oliva extra virgen disminuye la acidez en el estómago. Asimismo, inhibe la secreción gástrica, gracias a ciertos entramados hormonales, algo que contribuye a prevenir las úlceras estomacales.

Por otro lado, el aceite de oliva virgen extra mejora la absorción intestinal de varios nutrientes minerales, como el hierro y el zinc. Estos elementos forman sales con los ácidos grasos, mejorando su flujo sanguíneo. Por ello, contribuye a controlar enfermedades como la anemia.

El aceite virgen extra también actúa de manera beneficiosa a la hora de expulsar cálculos biliares. El ácido oleico opera sobre la hormona colecistoquina que induce contracciones en la vesícula y altera la composición de la bilis disminuyendo su capacidad para generar cálculos.

 Respecto al páncreas, los últimos estudios realizados están demostrando que el aceite de oliva  ayuda a regular la secreción del órgano pancreático.

 

Beneficios sobre el sistema cardiovascular

Una gran cantidad de investigaciones han demostrado que el aceite de oliva virgen extra, como componente principal de la dieta mediterránea, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Ya desde 1955 los doctores Grande Covián (Universidad de Zaragoza), Keys y Anderson propusieron la "hipótesis lipídica" y comprobaron que era cierta. Esta hipótesis afirma que el aumento del colesterol en sangre está en relación con el consumo de ácidos grasos saturados, mientras que los insaturados no tiene este efecto. Por lo tanto, el consumo de productos como el aceite de oliva o el pescado azul, ricos en ácidos grasos insaturados, no tienen efecto sobre el aumento del colesterol.

El aceite de oliva virgen extra previene enfermedades cardiovasculares

Numerosos estudios han demostrado que el consumo de aceite de oliva virgen extra contribuye a la prevención de enfermedades del corazón.

Tomando como referencia un estudio efectuado en 2006 por científicos de la Universidad de Málaga en colaboración con otras universidades y financiado por el Ministerio de Sanidad, consistente en  el consumo de aceite de oliva durante tres meses, se comprobaron los siguientes datos: bajó la tensión arterial de los pacientes, disminuyó el colesterol total (LDL) e incrementó el efecto protector del colesterol “bueno” (HDL)

También se ha demostrado que el consumo de aceite de oliva virgen extra mejora la circulación sanguínea gracias al estímulo de producción de eicosanoides antiagregantes y vasodilatadores. Asimismo, ayuda a  prevenir las cardiopatías, disminuyendo la capacidad de oxidación del colesterol "malo" LDL.

 

Beneficios sobre los procesos oxidativos

Gracias a su alto componente en antioxidantes a través de la vitamina E y los polifenoles, a su riqueza en grasas monoinsaturadas y a sus micronutrientes,  el consumo de aceite de oliva virgen extra impide la oxidación celular ayudando con ello a prevenir enfermedades, e incluso la vejez prematura. Así se confirmó en el Congreso sobre Aceite de Oliva y Salud celebrado en Córdoba y Jaén en el año 2008.

 

Beneficios sobre la obesidad y los enfermos de diabetes

La obesidad es una enfermedad que cada vez sufre más gente debido a los modos de vida sedentarios que se practican en la actualidad. Y gracias a estudios llevados a cabo por numerosas instituciones, entre ellas el servicio de Endrocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Carlos Haya de la ciudad de Málaga, se ha comprobado que el aceite de oliva virgen también es capaz de regula el metabolismo y mantener el peso corporal.

El consumo de aceite de oliva virgen extra disminuye la incidencia de la obesidad. Esto se debe sobre todo, a su alto contenido en ácido oleico. Esta reducción de la incidencia de la obesidad se debe a que el consumo de aceite de oliva virgen disminuye la respuesta inflamatoria, origen de esta enfermedad; y mejora la hiperlipidemia postpandrial, es decir, el exceso de grasas en la sangre tras la ingesta de un alimento.

Para acabar con esta enumeración de los múltiples beneficios de aceite de oliva virgen extra, puede decirse que su ingesta también resulta beneficiosa para los enfermos de diabetes. El consumo de caldo de la aceituna disminuye la glucemia, es decir, la medida de concentración de glucosa en sangre; lo que permite reducir la resistencia a la insulina de los enfermos y disminuir las dosis diarias que necesitan.

 

El aceite de oliva virgen extra es un elemento esencial de la dieta mediterránea

El aceite de oliva virgen extra es un alimento esencial en la dieta mediterránea

Tras este somero análisis de los beneficios del aceite de oliva virgen sobre nuestra salud, puede comprobarse que el consumo de este rico producto es algo esencial en nuestra alimentación y un  hábito muy saludable. La práctica de la dieta mediterránea, sin duda, favorece nuestra calidad de vida.

 

PORTAL DEL ACEITE DE OLIVA   TIENDA SABOR ARTESANO

Si usted necesita cualquier información adicional puede contactar con nosotros en:

Sabor Artesano

C/ Maestro Rebullida, 20
44640 – Torrecilla de Alcañiz
Teruel      España
Telf: 34 978 85 24 15
Fax:  978 85 27 00

informacion@sabor-artesano.com