El aceite de oliva ayuda a combatir la hipertensión Olive oil helps combat high blood pressure

El aceite de oliva y la hipertensión

La hipertensión arterial es un estado morboso muy extendido por todo el mundo. La etiología es en su mayor parte desconocida, exceptuamos los pocos casos de hipertensión secundaria con causas claras, el 94% de formas hipertensivas se definen como “esenciales”, es decir, carecen de un reconocimiento etiológico preciso.

 

El aceite de oliva ayuda a regular la tensión arterial

El aceite de oliva, ayuda a regular la tensión arterial y disminuye la hipertensión

 

Las hipótesis que han intentado explicar las causas de la aparición de la hipertensión, son muchas, entre las que destaca el comportamiento alimentario (exceso de calorías, de alcohol, exceso de sodio, falta de calcio, etc.).

Debemos señalar que algunos investigadores han encontrado una correlación positiva con el uso de ácidos grasos saturados y negativa con el uso de ácidos grasos insaturados, tanto monoinsaturados como poliinsaturados y, entre estos últimos, con el Omega6 y con el Omega3. Este efecto, podría deberse a una mayor producción de prostaglandinas con acción hipotensora o a una introducción de sodio en una cantidad menor en las personas que consumen pocas grasas animales, en comparación a las que poseen aquellas personas que consumen fundamentalmente grasas animales.


Diversos estudios han demostrado que los ácidos grasos monoinsaturados ejercen una clara acción hipotensora. Williams y col., partiendo de la observación de que la tasa de enfermedades cardiovasculares y de hipertensión es mas baja entre las poblaciones mediterráneas que en las demás poblaciones del mundo occidental, han formulado la hipótesis de que la hipotensión, o mejor dicho la tensión arterial dentro de los valores normales, puede deberse a la elevada ingesta de ácidos grasos monoinsaturados a través del consumo habitual del aceite de oliva.

 

El tensiometro nos ayuda a medir nuestra tensión arterial

Tensiometro. El aceite de oliva nos ayuda a mantener de forma equilibrada la tensión arterial

 

El aceite de oliva es un nutriente de gran valor biológico, muy rico en calorías, lo que nos podría llevar a pensar que su consumo favorecería la obesidad. Sin embargo, la experiencia demuestra que las poblaciones mediterráneas, que son las que consumen más aceite de oliva, sufren menos obesidad que las poblaciones de los países anglosajones. Entre nosotros la obesidad la sufre menos del 10 % de la población, tres veces menos que en Estado Unidos.

Hasta no hace mucho tiempo las recomendaciones dietéticas, para el tratamiento de los pacientes hipertensos, consistía en la restricción de sal y en el control del peso. El conocimiento que se tenia sobre la influencia de las grasas sobre la salud era realmente escaso, por lo que se  reducía indiscriminadamente su consumo, debido a el gran efecto desfavorable que se le atribuía debido a su gran riqueza calórica. En los últimos años se ha visto que las distintas grasas tienen acciones diferentes. En este sentido uno de los hechos mas llamativos es la demostración de que el consumo de aceite de oliva, dentro de una dieta mediterránea, reduce la tensión arterial.

 

El aceite de oliva es muy beneficioso para la salud

El aceite de oliva es un alimento muy sano y natural. Por eso es llamado el oro líquido

 

 

Debido a lo importante que es el aceite de oliva en el aliñado y cocinado de la mayoría de los alimentos de la dieta mediterránea, el aceite de oliva vuelve a ser una fuente complementaria de salud. El efecto reductor de la tensión arterial asociado a la dieta mediterránea, se ha observado no sólo en pacientes hipertensos sino también en personas sanas. Este hecho tiene una extraordinaria importancia ya que implicaría que la presencia del aceite de oliva en la dieta realizara un efecto tanto preventivo como curativo. La acción preventiva del aceite de oliva supone que una población que consuma aceite de oliva diariamente, probablemente tendrá menor riesgo de hipertensión arterial en el futuro.

Un hecho de gran importancia, en el manejo clínico de los enfermos hipertensos es la observación de que, habitualmente, la hipertensión se asocia a otros factores de riesgo. Ya que Los pacientes hipertensos sufren, con más frecuencia que las personas sanas, de obesidad, diabetes, resistencia a la insulina, descenso del HDL colesterol, elevación del colesterol LDL y elevación de los triglicéridos. Médicamente, la presencia de estas alteraciones en una persona se denomina síndrome plurimetabólico e implica que los distintos factores de riesgo se agrupan en las mismas personas, que son las que tienen más riesgo cardiovascular.

 

Si usted necesita cualquier información adicional puede contactar con nosotros en:

Sabor Artesano

C/ Maestro Rebullida, 20
44640 – Torrecilla de Alcañiz
Teruel      España
Telf: 34 978 85 24 15
Fax:  978 85 27 00
informacion@sabor-artesano.com